Ano Novo

Me gustan los actos psicomágicos. Quizás no al extremo de Jodorowsky, pero sí me gusta realizar actos significativos con un grado de ritual/ceremonia. Por lo mismo, los años nuevos (tanto los míos como los de todo el mundo) intento inventar algo para que los nuevos ciclos que llegan, estén cargados de esa significancia que le he querido otorgar a lo nuevo que se avecina.

Este 2014 viví uno de los años nuevos más memorables de mi vida, hasta ahora. 

Tras el corte de una relación desgastante y dolorosa, decidí que tenía que estar lejos de Chile. Era más un sentir que una decisión desde la razón, tan sólo seguí mi instinto. Eso implicaba una renovación en todos los planos energéticos.

Hace tiempo que tenia ganas de ir a Brasil, ese país alegre por naturaleza. Encontré una partner y ya en julio sabíamos donde comenzaríamos el próximo año. Fue en Río de Janeiro. Qué lindo. Me llena de emoción al acordarme.

IMG_2480Como  es una tradición allá, busqué especialmente el vestido blanco que usaría la noche del nuevo año. Las últimas horas del 2013 las compartimos con mi amiga, la dueña de casa donde nos estábamos quedando en Botafogo y una amiga de ella. Fuimos en metro hasta Ipanema, hasta la estación General Osorio. Qué emocionante fue ver el metro vestido de blanco. Lindo, lindo. Luego de eso, fuimos parte de un bloco, bailando, cantando hasta Copacabana.

 

Los términos de años, tiene una carga nostálgica muy fuerte, creo que es la primera vez que estaba repleta de alegría, de esa verdadera e intensa. Todo a mi alrededor era buena onda y una energía positiva, me empapé de ella.

 

IMG_2505

Fue una experiencia única. Luego de los fuegos artificiales, hice el ritual de ofrendar a Yemanyá, la Diosa del mar. Lancé flores con un deseo profundo y sincero, y me sumergí en las olas.

Creo que algo cambió. No se exactamente qué, pero sí siento una sensación distinta tras ese viaje. Éste mismo, me hizo volver, hace un par semanas, al mismo lugar donde inicié este ciclo. Pero ahora en un contexto muy distinto.

Mi decisión fue pura intuición. Lo sentía desde lo más profundo de mi y le hice caso. Es más si le hubiera pensado, quizás no me hubiese atrevido a ir. Me alegra haberlo hecho y no haberme equivocado por mi decisión.

No sé si todo lo sucedido tiene algo que ver con lo pedido a Yemanyá, si lo fue, sólo tengo gratitud por ello.

IMG_2512

Anuncios

Un comentario en “Ano Novo

  1. Pingback: Saudade | Relatos En Ruta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s