La casa de Drexler

Cuando llegué a trabajar a Valparaíso, al Consejo de la Cultura, al poco más de un mes que estaba ahí conocí a mi primera amiga. (Cuando esa persona, cambia de categoría y sobre pasa la barrera de compañera de trabajo y se transforma en alguien mucho más cercano y también confidente).

Una de nuestras primeras conversas, nos contamos a resumidas cuentas nuestras vidas junto a un vino en el Bar Inglés. Fue ahí que supo de una parte de mi historia que estaba en la sombra, quebrada y queriendo una sanación. Eso dio pie para que a los días me mandara una canción con la que me emocioné y me dio la oportunidad de conocer a un cantante que no estaba en mi registro: el uruguayo Jorge Drexler. Sigue leyendo

Anuncios

¿Casualidades?

Creo en un universo que se alinea.
Creo que lo que vivimos suceden por misteriosas razones y quizás en algún momento de la vida se nos revelarán.
Creo en una vida cíclica, y al final te devuelve/da lo que mereces. 
Creo que los viajes son fuentes poderosas de transformación, aprendizaje y revelación.

 

Las personas con las que nos cruzamos en nuestros caminos de vida, creo que todas ellas nos dejan aprendizajes y aportes a nuestro andar. Claramente, algunas más que otras, con grados más intensos y significativos. A medida que avanza el tiempo, más me convenzo de que por alguna razón se cruzaron en nuestro camino y sin importar el tiempo que están/estuvieron/estarán. Tenían que pasar por ella. Sigue leyendo

Mis favoritos (parte 1)

IMG_4729¿Qué hará que un lugar te encante? Es como un amor a primera vista cuando llegas y ese paisaje, espacio, calle, parque, río, lago, o cualquier otro lugar, te provoca un cosquilleo y una sensación de bienestar y de querer quedarse ahí por siempre, congelado en el tiempo.

Eso lo que nos permiten los viajes,  recolectar y atesorar momentos y lugares favoritos del mundo. Sigue leyendo

Comunicarse en otro idioma

Cuenta la leyenda bíblica que en los primeros tiempos existía una sola lengua sobre la Tierra. Luego del episodio de la Torre de Babel, se esparcieron los dialectos por el mundo, y surgieron diversos idiomas sin tener la posibilidad de entendernos unos a otros.

La primera vez que viajé a un país en donde no entendía la lengua fue Brasil. ¿Eu falar portugueis? ¡Nao! No sabía expresarme. Sólo sabía decir Oi, obrigado. Nefasto.

Sigue leyendo

Anécdotas

IMG_4951De los viajes lo que más queda son esas situaciones imprevistas que en el momento pueden ser una tragedia griega, pero que vistas con el tiempo son lo mejor que pudo haber pasado y se recuerdan con un gozo en el cuerpo.

Tengo una tía, que recuerdo cuando yo era niña, viajaba bastante y siempre al contar como había sido tenía una “anecdóta” (con el acento en la penúltima silaba en vez de la segunda)

Acá una recopilación de algunas…

Sigue leyendo